Medialab Prado

Compartir

Encuentro con lo humano en las filas del enemigo

20.11.2017 17:30h

Lugar: Auditorio

Dentro del grupo de trabajo del Laboratorio del Procomún Hebras de Paz Viva, el día 20 de noviembre, hemos invitado a Jo Berry y Pat Magee para que nos hablen de su proyecto: Construyendo puentes para la paz, sobre el conflicto de Irlanda del Norte.

Traducción consecutiva Inglés-Castellano

Streaming

foto puentes para la paz

Imagen de su proyecto: Construyendo puentes para la paz

La historia de Jo Berry y Pat Magee

Jo Berry es hija de Antony Berry, a quien adoraba, un miembro del Parlamento Británico a quien mató cuando Jo tenía 27 años Pat Magee, electricista irlandés, miembro del IRA empleado en un astillero de Londres. El 12 de octubre de 1984 Pat colocó e hizo estallar 50 kilos de explosivo en el sótano del Grand Hotel de Brighton con la intención de asesinar a Margaret Thatcher y a todo su Gobierno que estaban reunidos en un congreso del partido Tory. De la explosión se salvó Margaret Thatcher cuya habitación estaba justo encima, porque se había ido al baño, pero no se salvaron 4 diputados que perdieron la vida, entre los que se encontraba Antony.

Jo Berry decidió que esa tragedia debía de tener un sentido y se puso a buscarlo. Entretanto Pat había sido detenido juzgado y condenado a treintaytantos años de prisión, pero cuando las fuerzas de Irlanda del Norte involucradas en el conflicto llegaron en el 10 de Abril de 1998 al acuerdo llamado de Viernes Santo para dar fin al enfrentamiento armado, incluyeron en él que los presos de ambos bandos debían de ser parte de ese proceso de paz y sus sentencias reducidas, así Pat Magee abandonó la cárcel y se instaló en Dublín.

Jo Berry decidió entonces ir a Dublín para encontrarse con él tratando de entender las razones que le hicieron que matara a su padre, y para tratar de entenderle se dijo a sí misma que no podía juzgarle.

Pat accedió a mantener ese encuentro que duró tres horas. En la primera hora y media Pat explicó que para liberar Irlanda del Norte del yugo Británico había que trasladar la lucha armada de ahí, que les traía sin cuidado, al centro de Gran Bretaña, que él era la persona capaz de hacerlo, lo hizo y salió bien. No tiene pues porqué arrepentirse.

Pero pasada esa hora y media Pat Magee se salió de esa trinchera y confesó a Jo: "No sé qué decir. Nunca he estado delante de alguien con la dignidad que tú tienes. Estoy dispuesto a oír tu dolor y tu indignación". Se hizo vulnerable y continuó: “Aunque no voy a pedir perdón, nunca me perdonaré por haber matado a tu padre, que te ha trasmitido la humanidad que me estás mostrando. Reconozco que al matarle he perdido en gran medida mi propia humanidad”

A partir de ahí Jo y Pat siguieron encontrándose y tras unos meses hicieron públicos sus encuentros, que encontraron un eco inmenso: La televisión estatal británica BBC les entrevistó y luego ha emitido una obra de teatro en que se narra su historia. Viajan por todo el mundo para dialogar abriendo espacio para que participen los asistentes en él y esos diálogos son seguidos por cientos de miles de personas.

Discrepan siempre en sus encuentros, pero entienden que esa discrepancia es enriquecedora para ambos. Pat es parte del proceso de paz en Irlanda y se ha sumado a la ONG que había creado Jo “Construyendo Puentes de Reconciliación”.

El 12 de Octubre del 2009 el Parlamento Británico conmemoró en un acto solemne a sus 4 miembros asesinados 25 años antes. Jo Berry fué invitada a esta conmemoración, pero también fue invitado Pat Magee, el que hace 25 años había asesinado a los cuatro pero que gracias a la relación humana que Jo había mantenido entretanto con él, descubierto, mostrado al mundo y desarrollado su propia humanidad.

Este ejemplo nos muestra el calado y la fuerza de arrastre de la opinión pública y de instituciones tan sagradas como el Parlamento que puede tener el reclamar las paces buscando, haciendo pública y alentando la dimensión humana escondida en las filas del enemigo.


Condiciones de uso