Medialab Prado

Compartir

Filobótica: los roboces del común

¿Los roboces del futuro serán amistosos o querrán revelarse contra nosotres para suplantarnos? ¿Podría la democratización de la robótica servir para que la sociedad piense y genere sus propias creaciones en vez de delegarlas en los caprichos del mercado? ¿Estamos preparades para asumir nuestra responsabilidad con la vida artificial?

 

Componentitos

 

Filobótica es la investigación de Mar Delgado Mesa, desarrollada en el periodo en el que estuvo desarrollando su actividad como mediadora (septiembre 2015 - julio 2017).

 

En sus inicios  la investigación pretendía generar un decálogo que facilitase el aprendizaje de robótica y electrónica a un espectro de públicos específicos y fuera de la normatividad tecnológica (que no fuesen ingenieros, hombres, clase media/alta, raza blanca, etc.). La investigación finalmente ha sido una búsqueda de formas de hacer llegar el interés de la robótica y la formación en sus principios a estos públicos no normativos.

 

En una primera fase se creó el Grupo de Trabajo Filobótica con el fin de iniciar el contacto con profesionales y docentes del mundo de la robótica interesados en compartir sus conocimientos para iniciar este decálogo. A pesar de la buena predisposición del grupo, el objetivo era muy complejo y se optó por la disolución del grupo

Sin embargo durante el tiempo que el grupo estuvo operando, establecimos contacto con otro grupo de trabajo que casualmente también se reunía los martes por la tarde: el grupo de Tejiendo Medialab.

 

Este grupo de tejedoras con profundas inquietudes nos propuso una colaboración para realizar lo que ellas denominaron "robots de ganchillo". El contacto con ellas y sus ganas de aprender me hicieron replantearme el orden de mi planteamiento: De la creación del decálogo para su posterior adaptación a los diferentes públicos, al contacto directo y primero con esos públicos y sus experiencias específicas para la confección posterior de algo más genérico.

 

Comenzamos primero con la compra de lana conductiva y un taller de iniciación interno para este grupo de trabajo. La dinámica, desde febrero hasta junio de 2016 fue reunirnos dentro del marco del grupo de Tejiendo Medialab como una sesión temática que se realizaba cada dos semanas, comenzando un proyecto de investigación para una alfombra interactiva. Desde octubre de 2016 el grupo se siguió reuniendo para investigar y prototipar, colaborando con la realización de la apariencia y la interfaz emocional del Robot de Telepresencia Galatea.

 gala

En 2017 decidimos abrir la posibilidad de iniciar a más gente e hicimos el primer taller abierto de Iniciación al Electroganchillo para cualquier tipo de público (que supieran tejer o no) y la creación de un grupo de trabajo abierto que se sigue reuniendon en la actualidad. 

Elisabeth Lorenzi (Textil en abierto), inició también en 2017 una línea de investigación en materiales electrotextiles denominada Hilando conductivo. Junto a ella se impartió el taller de Construcción de componentes electro textiles con la intención de documentar el proceso de taller y compartirlo en la plataforma Docsabótica.

 

Al mismo tiempo y siguiendo la deriva del grupo de trabajo de Filobótica, se hizo una llamada a formadores y docentes lectivos para establecer contacto y saber de sus problemátias concretas. Sobretodo porque, en la Comunidad de Madrid, se implantó una nueva currícula para secundaria en la asignatura de tecnología que incorporaba robótica y programación, pero la formación del profesorado no se había pensado estratégicamente, o al menos no desde el punto de vista de este sector.

Se intentó formar un grupo de trabajo llamado "Tecnoprofes" y se hizo una reunión preliminar en junio de 2016 para seguir reuniéndose en septiembre. Sin embargo finalmente no encontré una manera de "enganchar" a los profes al grupo y no se produjeron más que un par de reuniones.

Afortunadamente Marta Malo, profesora y madre del colegio Manuel Núñez de Arenas, comenzó a proyectar una investigación de tecnología en el aula para alumnos de primaria junto a Margarita Padilla y tuvieron una reunión a principios de octubre de 2016 con Medialab Prado buscando formas de colaborar. Filobótica se unió a ellas y junto con colaboradores del colegio realizó 3 formas de prototipado en electrónica y robótica en el aula para dos clases de tercero de primaria desde noviembre 2016 hasta abril de 2017.

 

niñes

 

A la hora de registrar estas experiencias (talleres, ejercicios, prácticas, etc.) se echaba en falta un formato que permitiese tanto a mí como a otres docentes documentar y compartir fácilmente. Ya desde junio de 2016 comencé a reunirme con profesores de secundaria de la asignatura de tecnología para intentar abordar la problemática con la que llevan más de dos años para adaptarse al nuevo currículo oficial. Sin embargo, no conseguí generar un grupo de trabajo que se reuniese o mostrase el suficiente interés puesto que sus tiempos son limitados y los recursos que les ofrecía no eran muchos.

docsabotica

 

Docsabótica nace como una forma de canalizar y alimentar la creatividad docente en esta materia, pero también como una respuesta a las necesidades (auto)formativas de esta índole. Aunque sus registros no tienen en este momento (quizás sí en el futuro) una validez académica, sí permite que mediante prácticas compartidas, crear un ideario, un común de conceptos útiles en estas materias para que cualquier docente pueda usar para sus clases.

Docsabótica es una plataforma web donde el contenido es abierto y gratuíto, y cualquier persona puede mediante un formulario guiado documentar un taller grupal o una práctica individual en materia tecnológica porque piense que pueda servir a otres docentes. Fue presentada por primera vez a principios de mayo de 2017 en el Museo Rosa Galisteo (Santa Fe, Argentina). Para desarrollarla se contó con la ayuda de Nils Henrik y para el nombre fue inestimable la ayuda de Albano Cruz (@naikodemus).

A su vez, el arranque de esta web tiene mucho que ver con la visita a Madrid y la posterior colaboración con Carla Tortul (Argentina), con su proyecto inicial de Roboticlaje y más tarde con el equipo de investigación en educación ahora bajo el nombre de C2Maker e Ideabótica

 jum

 

Para ello, se llevaron a cabo una serie de talleres-presentación de la plataforma Docsabótica en Santa Fe, Rosario y Buenos Aires, como el taller de reciclaje de descarte tecnológico, y la investigación de hardware abierto que combinase fabricación digital y reciclaje (Insectobots).

También a través de Carla surgieron colaboraciones y contactos como la de Espacio Nixso, proyecto de referencia de Buenos Aires en robótica docente con reciclaje y medios asequibles, que a su paso por Madrid impartieron un taller de Diseñando mis juguetes y dieron una charla sobre Arte electrónico latinoamericano.

 nixso

 

 

 

DEFINICIÓN DE LA INVESTIGACIÓN EN SU INICIO (texto antiguo): 

El objetivo es crear y difundir un método de aprendizaje en electrónica/robótica del que puedan beneficiarse agentes diferentes al público "maker" habitual. Estipulando primero un decálogo base entre educadores, artistas, ingenieres, artesanes digitales, etc. y más tarde aprendizajes específicos en colaboración con cada grupo diferenciado de agentes, adecuados a sus necesidades.

¿Qué sucede cuando la tecnología, que en apariencia es neutral, resulta estar pensada como otra forma más de privilegio? Se convierte por lo tanto en una prioridad evitar que tan solo una parte de la población acabe definiendo el sentido y los usos globales de la tecnología. Para que esto no se produzca, su desarrollo debería llevarse a cabo por un amplio espectro de agentes y que cada uno de ellos viesen reflejadas sus particularidades y necesidades. La dificultad es que para que esto se produzca, en primer lugar estos agentes han de entender cómo funciona, conocer sus usos y particularidades.

 

Durante el tiempo que Filobótica lleva trabajando en la realización de talleres con niñes (niñas y niños), colectivos alrededor desarrollaban proyectos de robótica con productos como Lego Mindstorm o WeDo, entre otros. Estos pueden resultar muy útiles y sencillos a la hora de crear proyectos complejos, pero su elevado precio (tanto el hardware como el software) y el hecho de que su desarrollo esté bajo licencias privativas, lleva intrínsecas desigualdades basadas tanto en lo económico como en la dificultad para adecuarlas a necesidades especiales de aprendizaje.

 

Filobótica ha ido mutando la metodología de los talleres, que comenzaron con unas instrucciones muy precisas, lo que llamaríamos “Aprendizaje Tipo Kit: [Paso 1 > Paso 2 > Paso 3 > Idéntico resultado en todos los casos]". Mi experiencia con este tipo de aprendizaje es que si bien permite obtener un resultado seguro y fijar un conocimiento a través de una actividad práctica, las personas participantes no desarrollan un interés posterior a su participación en el taller. Por eso su utilización, muy extendida en el mundo "maker", deberían limitarse tan solo a la fabricación de herramientas DIY, tales como impresoras 3D, etc. pues en estos casos la utilización y personalización de estas nos llevará al conocimiento ampliado. 

 

El objetivo de la investigación es desarrollar formas de aprendizaje alternativas para usos educativos básicos, partiendo de la electrónica más sencilla basada en componentes y sin programación informática.

Si estás interesade en participar, aportar y/o beneficiarte de los resultados de esta investigación, por favor rellena el formulario que encontrarás al final de esta página para que podamos concretar una forma de colaboración. Si tienes cualquier duda puedes escribirme a filobotica[arroba]medialab-prado.es

 

Puedes consultar los avances del proyecto en: http://filobotica.medialab-prado.es/

 
Condiciones de uso