Medialab Prado

Compartir

Convocatoria abierta · Interactivos?'10: Ciencia de barrio

Medialab-Prado convoca a la presentación de proyectos y comunicaciones para su desarrollo y presentación en el taller Interactivos?'10: Ciencia de Barrio, que se celebra del 7 al 23 de junio de 2010.

Con la participación de: Platoniq, Douglas Repetto, y el equipo de trabajo formado por Andrés Burbano, Alejandro Araque, Alejandro Duque y Alejandro Tamayo. Asistentes técnicos: Massimo Avvisati, Pablo Ripollés y YagoTorroja.

Cierre de las convocatorias de proyectos y comunicaciones: 19 abril, 2010
Publicación de proyectos y comunicaciones seleccionados: 28 abril, 2010
Convocatoria de colaboradores: 4 mayo - 4 junio, 2010

> Proyectos y comunicaciones seleccionadas

> De ciencia de garaje a ciencia de barrio
> Convocatoria para proyectos
> Convocatoria para comunicaciones
> Encuentro LabtoLab (7-11 junio)
> Colaboración entre Interactivos?'10 y la Bienal de San José 2010 01SJ
> Apoyo de la embajada de Colombia en Madrid
> La aproximación de los profesores

 

interactivos10

Image: laimagendelmundo

De ciencia de garaje a ciencia de barrio

Existe una larga tradición de laboratorios domésticos en los que, al margen de las grandes instituciones, se han producido algunos de los inventos y descubrimientos más relevantes de la historia, como la bombilla, la radioactividad, los antibióticos, el sintetizador o el ordenador personal. La imagen de estos “inventores”, que asociamos normalmente a visionarios excéntricos y geniales, se expande hoy en una multitud de personas interconectadas a través de la red, que ha facilitado el intercambio de ideas y de información entre amateurs, profesionales y académicos de distintas disciplinas, dando lugar a la aparición de comunidades de experimentación y producción distribuida de conocimiento.

La proliferación de estos “colaboratorios” online ha posibilitado la creación de grandes proyectos colectivos como BOINC, Wikipedia o GNU/Linux... pero también ha puesto en evidencia la necesidad de abordar los problemas teniendo en cuenta las especificidades de los contextos locales.

Se abre, entonces, la posibilidad de una “ciencia ciudadana” en la que los vecinos son capaces de organizar no sólo la gestión y el desarrollo del conocimiento, si no también su aplicación en la toma de decisiones y en el rediseño de la agenda pública, entrando en diálogo con las políticas urbanas, medioambientales, culturales, educativas o tecnológicas desarrolladas por los gobiernos, e influyendo de manera efectiva en la configuración de lo local y en las condiciones de vida en los barrios.

El pasado mes de enero se celebró en Madrid un taller bajo el tema Ciencia de garaje. Ciencia de barrio supone una continuación de este tema que pretende expandir el ámbito de los proyectos desarrollados e involucrar a un mayor número de personas. Se propone crear pequeños laboratorios urbanos de experimentación que canalicen y fomenten las prácticas ciudadanas basadas en la experiencia, en la pasión por aprender y compartir de la cultura hacker y amateur, y en la posibilidad de tomar las riendas en la resolución de problemas que unen a "comunidades de afectados" (communities of concern) a lo largo y ancho del globo. Ciencia de barrio quiere sacar a la ciencia ciudadana de su estadio de garaje/prototipo para llevarla a la calle, buscando y encontrando maneras de ir más allá de las comunidades hacker y activistas para incidir en las vidas cotidianas de las comunidades de vecinos, amigos y familias.

 

Convocatoria de proyectos

Se seleccionará un máximo de diez proyectos para su desarrollo colaborativo en un taller de producción de dos semanas (el 7 al 23 de junio).

Ver orientación de los proyectos, bases de la convocatoria y formulario de presentación aquí

 

Convocatoria de comunicaciones

Se seleccionará un máximo de cinco trabajos, tanto teóricos y de investigación como  presentaciones y análisis de experiencias llevadas a cabo en el ámbito de la temática propuesta. Los trabajos seleccionados se presentarán públicamente en el marco del encuentro LabtoLab, que se celebra coincidiendo con el taller del 7 al 11 de junio de 2010.

Ver bases de la convocatoria aquí

 

Encuentro LabtoLab (7-11 junio)

Coincidiendo con el comienzo del taller “Ciencia de barrio” se celebrará en Medialab-Prado el encuentro internacional de medialabs “LabtoLab”.

A la plataforma europea integrada por  Kitchen (Budapest), Constant (Bruselas), Crealab (Nantes), A10lab (Londres) y Medialab-Prado (Madrid) podrán sumarse otras iniciativas con el objetivo de compartir experiencias, estudiar casos específicos y explorar el papel de los “medialabs” en la producción, el intercambio de conocimientos y el aprendizaje colaborativo.

[+info]

 

Colaboración entre Interactivos?'10 y la Bienal de San José 2010 01SJ

Se ha establecido un colaboración entre Medialab-Prado y la Bienal de San José 2010 01SJ, en el programa Out of the Garage, Into the World, del 4 al 19 de septiembre. Tras la finalización del taller en Madrid, uno de los proyectos desarrollados en el taller será seleccionado para ser mostrado en el festival y para continuar allí su desarrollo en el marco de un taller de producción colaborativa de 10 días de duración.

Más información próximamente.


Apoyo de la embajada de Colombia en Madrid


Con el apoyo de la embajada de Colombia en España, Alejandro Araque Mendoza, Alejandro Duque , Alejandro Tamayo y Andrés Burbano, artistas transmediales colombianos, han sido invitados a Madrid para realizar la exposición colectiva Estárter en la el espacio Off Limits; ser profesores del taller Interactivos?'10: Ciencia de Barrio y participar en el encuentro internacional de medialabs “LabtoLab”  a desarrollarse en Medialab-Prado.

Estas actividades se enmarcan en el proyecto Estárter, que pretende fomentar el intercambio y la creación de conocimiento,relaciones y obras, entre creadores transmediales colombianos y españoles. Así como, involucrar instituciones de los dos países, en un proyecto común. El proyecto Estárter se caracteriza por estimular la creación conectando distintas comunidades de conocimiento en una geografía hibrida: fomentando la aparición de nuevas redes, aprovechando las posibilidades que ofrecen las tecnologías de la información y la comunicación y a través de los encuentros "in situ", que ofrecen un impulso al trabajo conjunto de creadores colombianos en tierras españolas y viceversa.

Estárter es un proyecto de La Plataforma, coordinado por Aniara Rodado

 

La aproximación de los profesores

"¿Qué es lo que nos hace sentir de un barrio, defenderlo u olvidarlo?¿La pertenencia de sus habitantes a una clase social, económica, la nostalgia colectiva por el país que dejaron, haber crecido allí o simplemente vivir en el lugar y querer aprovecharlo al máximo?

¿Qué es lo que hace diferente un barrio de otro? ¿por qué hay barrios con carisma, y de muchos, en cambio, ni conoces el nombre? ¿Son las costumbres de los vecinos, la arquitectura, el paisaje, el bar con los mejores bocadillos de la ciudad o las historias del lugar los que marcan la diferencia? ¿Se puede construir una identidad de barrio viviendo en ciudades diferentes?

¿Se pueden mejorar los procesos de sociabilización, participación y consumo de un barrio, ya bien a través de las redes sociales y los sistemas P2P, o bien inspirándose en el funcionamiento de estas tecnologías para traducirlas en los contextos y costumbres no tecnológicas de las comunidades locales? ¿Se puede inventar un barrio? Algunos puntos de partida para inventar o repensar el barrio pueden ser: Toma de decisiones colectivas, alertas ciudadanas, menús caseros compartidos, mediateca p2p vecinal, cuidado y mantenimiento de huertos urbanos, seguridad de casas, tablones de anuncios digitales, tour de sitios recomendados, reciclaje de recursos, compartir energía, compartir coche, intercambio de servicios, redes de ayuda mutua entre vecinos y monedas creativas." Por Platoniq

 

"Podemos hacer un tipo de ciencia personal del día a día si pensamos en nuestras acciones como preguntas y las consecuencias de nuestras acciones como respuestas del mundo. Una de mis fotos favoritas es la de un anciano de pie metido en el barro del lago del pueblo con una jarra de agua viscosa en la mano y una sonrisa de oreja a oreja. No sé exactamente lo que iba a hacer con el agua. Tal vez contar renacuajos, hacer una prueba de toxinas, o simplemente  empezar un acuario para su salón. Cualquiera que sea el objetivo, lo que está claro es que está contento de haber excavado en el barro del mundo y emocionado al explorar lo que uno mismo puede conseguir.

La ciencia de barrio comienza cuando uno comparte esos pequeños experimentos y experiencias diarias, buscando la forma de comparar notas, colaborar y coordinar recursos. Las cosas arrancan cuando empezamos a hacernos preguntas entre nosotros, cuando nuestras experiencias compartidas nos llevan a nuevas acciones e ideas. ¿Qué tienen en común el agua sucia del lago de tu pueblo y mi detector de wifi portátil? ¿Cómo puede un avión teledirigido casero conectar con temas sobre patrones de tráfico o el ecosistema de un parque local? ¿Por qué el propietario de una tienda de barrio estaría interesado en involucrarse en un proyecto de jardinería para un escaparate?

El  desafío de trasladarse de proyectos íntimos y personales a otros que incluyen e involucran al barrio parte del hecho de que los barrios son diversos, tal y como nos gustaría que fueran. Tus objetivos personales, políticos y estéticos dudosamente son los mismos que los de tus vecinos, compañeros de otras zonas de la ciudad, miembros creativos de otra generación o tu propia familia. Moverse fuera de nuestros círculos de comodidad es esencial, ya que la “ciencia del garaje” realmente va a dejar el garaje para convertirse en una parte esencial de una cultura más amplia." Por Douglas Repetto

 

"La ciencia es también una niña; aprende a hablar, aprende a leer y a montar bicicleta cada día. Despierta llena de preguntas nuevas que se responden en muchos niveles de la realidad, en los laboratorios y observatorios pero también en las calles, en los garajes, en las esquinas, ella corre llena de curiosidad por las calles de los barrios.

Es por eso que incluso científicos consagrados hablan hoy de la Micro Ciencia, De la Ciencia de la Gente, de la Ciencia de la Ciudadanía y de la Ciencia Íntima. Eso significa que la ciencia de algún modo también opera en las experiencias cotidianas, en la casa, en la alcoba y en el barrio." Por Andrés Burbano

 

"Después de un proceso de acciones comunitarias con los chicos del barrio y agotados por los días de grabación, en una esquina reunidos con el parche comentamos la necesidad de armar equipos caseros de grabación de bajo costo. Ese día nació la idea de reciclar cables, parlantes y equipos PC, con el fin de implementar estudios de grabación sonora que beneficiaran a los demás chicos de la zona” Memorias Proyecto Susurros. Ex Situ / In Situ Prácticas Artísticas en Comunidad- Moravia-Medellín. Colombia.

Siento que es importante construir en conjunto con las comunidades procesos de apropiación mediática, donde las personas interesadas sientan que lo pedagógico, experimental e investigativo incide dentro de las dinámicas locales, fortaleciendo los discursos políticos, sociales y colaborativos. Estos acercamientos permiten reconocer y visibilizar las creaciones locales, pensándose dentro del territorio, la cultura y su gente." Por Alejandro Araque

 

"La ciencia de barrio no pretende positivismo científico alguno, al contrario, creemos en el saber del viejo y el reblujo, que conforman ese espacio donde se experimenta con alma y pasión de manera casi ritual, un lugar donde la tecnología no es ajena y donde tags como "low tech", "new-tech" o "high-tech" aparecen como viles intenciones comerciales del complejo industrial y comercial, una alienación que sabemos hacer inoperable vía cosas tan simples como el corto circuito, el ruido de señales y el abrir de cajas, el olvido de manuales, y la reescritura de códigos." Por Alejandro Duque

 

"Al pensar sobre ciencia de barrio me vienen a la mente las ideas del cibernético Stafford Beer de dotar a las personas particulares con las herramientas de los científicos. En particular pienso en su "medidor algedónico", un dispositivo que imaginó en los años 70, que permitiría a los ciudadanos manifestar en tiempo real su conformidad o inconformidad con el gobierno, mostrando los resultados en una enorme pantalla pública donde cualquiera pudiera verlos, incluyendo, por supuesto, los mismos gobernantes.

Actualmente las ideas de Beer resuenan con enorme eco cuando pensamos en las tecnologías que se han vuelto cotidianas (teléfonos móviles, computadores portátiles, microcontroladores etc.), las cuales han alcanzado el nivel de complejidad y sofistificación que antes eran reservados a exclusivos aparatos de laboratorio. Esto hace que, con algunas modificaciones, cualquier telefóno móvil pueda ser convertido en principio en un "medidor algedónico" de bolsillo.

Ciencia de barrio invita al ciudadano a reexaminar el alcance y aplicaciones de las tecnologías que tiene a su alcance, a subvertirlas a sus necesidades e imaginar nuevos usos para ellas, o también a imaginar nuevas y futuras herramientas que le permitan trabajar mejor en comunidad, compartir deseos, sueños o inquietudes o, simplemente, para expresar libremente sus puntos de vista." Por Alejandro Tamayo

Condiciones de uso