Medialab Prado

Compartir

Los bienes comunes, el procomún, la cultura abierta y libre, la cibercultura, la experimentación con tecnologías y su puesta en común con las necesidades de la gente

Ponencia de Mariela Suray OrtegaMedia Lab UIO (Quito, Ecuador), en el LabMeeting 2015 Madrid.

 

 

 

> Presentación

 

El 18 de julio de 2014 se firmó el convenio por medio del cual Yachay EP y CIESPAL promueven acciones de cooperación en temas de comunicación y tecnología, por lo cual se impulsa la creación del Media Lab Quito, que será un espacio de apropiación de los ciudadanos en torno a temas de comunicación, tecnología, creatividad e innovación, mediante el desarrollo de talleres, charlas, encuentros, conferencias, cine fórum y la implementación de un circuito de exposición de artes visuales.

El edificio del CIESPAL será la sede del Media Lab y se constituirá en un espacio cultural de la zona, donde las actividades serán parte de la cotidianidad de los vecinos y los visitantes, siempre enfocado como un espacio público de apropiación y uso ciudadano. El Media Lab Quito será un nodo de confluencia de innovación tecnológica, digital y creativa para el Ecuador y la región, basados en los puntos de la virtualización, adoptando la cultura hacker y promoviendo el espacio público (se enfatiza en los gerundios, considerado como barbarismo por la Gramática, pero que nos identifican mucho como quiteños y andinos ecuatorianos, pues son acciones simultáneas y permanentes).

El 5 de junio de 2015, el MediaLab Quito tiene personería jurídica como Fundación, en la que intervienen en su gobernanza CIESPAL, que preside el Directorio, la Universidad Nacional de Brasilia y la Red Infodesarrollo.

Objetivo General

Promover la producción social, simbólica, tecnológica y política de contenidos comunicacionales mediante el uso de tecnologías digitales, analógicas y ancestrales para el bien común, basados en una pedagogía inclusiva de conocimientos académicos y experiencias populares, bajo una concepción de creación innovadora, colaborativa y comunitaria.

Principios

  • REFLEXIÓN: En el Media Lab se estudia, se piensan los conceptos que luego serán puestos en práctica. Se analizan situaciones y realidades, desde los diversos actores, instituciones y contextos. 
  • ACCIÓN CREATIVA: A partir de la reflexión, se generan procesos, acciones y proyectos, encaminados al buen vivir, al desarrollo de la economía social del conocimiento y a la satisfacción de necesidades y carencias con el uso de la tecnología, sea digital y/o analógica, según el caso de aplicación. La creación va de la mano con la acción, pues tiene el sentido creativo y artístico. 
  • INCLUSIÓN: En este espacio colaborativo ningún actor institucional o de la ciudadanía quedará por fuera. El espíritu inclusivo del Media Lab tiene que ver con generar nexos y redes de cooperación entre todos los sectores, actores e instituciones que influyen cotidianamente en la sociedad. 
  • MIXTURA: Este pilar es fundamental pues desde Media Lab se recuperan y se reivindican los saberes ancestrales con el uso de tecnologías vernáculas que deben ser integradas al conocimiento actual para generar propuestas auténticas desde este continente. 
  • COLABORACIÓN: Todos los puntos anteriores están estructurados bajo el principio de colaboración participativa, dado que los saberes deben ser compartidos y el aprendizaje y creación de conocimiento es compartido y transdisciplinario. 

 

Forma de trabajo

El sistema de trabajo colaborativo está fundamentado en el trueque, como actividad de intercambio no monetario. Cada miembro individual o colectivo interviene con sus capacidades en el desarrollo de proyectos propios o ajenos.

La utilización de espacios: talleres, estudios, oficinas, se pagan con trabajo reencauzado para otras comunidades o individuos que requieran ese tipo de acción.

Se establece el banco de capacidades y experiencias, con cuentas cruzadas para usarse. Cada miembro abona con la ejecución de un proyecto en el Media Lab y de esta manera acrecienta su cuenta de “por deber hacer”. Su experiencia y aptitudes se encauzará a quien lo necesite. De esta manera, el capital de cada miembro en la cuenta del banco es la reputación entre los miembros de la red. Las “cuentas por hacer” se cruzan entre quienes necesitan en su tiempo.

Ejes de acción

  1. Urba-no-urbe: ciudad, territorios, ciudadanía, agricultura, ecología. 
  2. Cyborgs y tótems: cuerpos, salud, internet de las cosas. 
  3. Ludótica: educación, aprendizajes, cultura gamer, festividades, ocio y recreación. 
  4. Emprendimiento tecnológico: incubadoras y coaching. 
  5. Digi-art: visualidades, sonoridades, oralidades, escrituras, escénicas.  
  6. Tlatoli digital: tecnopolítica, cibermovilización, procomún, activismo y organización social ancestral. 
  7. Pututus y tocapus: tecnología ancestral precolombina, preincásica y vernácula. 
  8. Registro de la memoria: archivos, bibliotecas, mediatecas, leyendas, mitos, tradiciones.
comentarios:








Condiciones de uso