Medialab Prado

Compartir

medialabmadrid 2002-2006: metodología, proceso y transformación

> Presentación 

 

La historia del medialabmadrid nace de un encuentro entre tres agentes: el entonces director del Centro Cultural Conde Duque Juan Carrete, el artista y productor cultural Luis Rico y yo, comisaria de exposiciones y directora de diversos festivales de media art.  

El primer contacto fue mediado por el biólogo y profesor de la Universidad Complutense Federico Morán, entonces director del Ciclo de Invierno de Ciencia y Tecnología, que había participado en algunas de las actividades en las que dialogaban arte, ciencia, tecnología y sociedad, organizadas en años anteriores por nosotros, como la muestra internacional Cibervisión 99 que comisarié en la Universidad Rey Juan Carlos con algunos de los pioneros internacionales del arte cibernético e interactivo. Se planteó entonces aunar los cursos del Ciclo de Invierno de Ciencia y Tecnología con los proyectos artísticos de Cibervisión.

La necesidad de encontrar un espacio más amplio nos condujo al Centro Cultural Conde Duque de Madrid. Allí nos ofrecían la Sala de Columnas del antiguo cuartel y una pequeña estancia en la que Juan Carrete, anteriormente director de la Calcografía Nacional, había instalado unos años antes un Taller de Estampa Digital, con el que intentaba impulsar producción gráfica a partir de matrices informáticas.

Resultado de este primer encuentro entre tres personas procedentes de ámbitos muy distintos, fue el Festival de Arte, Ciencia y Tecnología que se celebró en marzo de 2002 en el Centro Cultural Conde Duque y que unía, efectivamente, el programa de la Universidad Complutense con la muestra de Cibervisión. Planteamos entonces como hilo conductor Dinámicas Fluidas que, tanto en las conferencias como en la exposición de arte interactivo, reflejaba la idea transversal que nos llevaría desde la física de fluidos al tráfico urbano, o desde los recorridos moleculares de impacto global [Nieto, Joaquín (2002): “Recorridos moleculares de impacto global”, publicado en Ohlenschläger, Karin y Rico, Luis (ed.) I Festival Internacional de Arte, Ciencia y Tecnología, cat. Centro Cultural Conde Duque, Madrid, p.68] de Joaquín Nieto, a los flujos migratorios de Archivio Disarmo.

La condición bajo la cual habíamos accedido a organizar este Festival fue la de iniciar al mismo tiempo una plataforma permanente de diálogo en torno a la emergente cultura digital que implicaba por partes iguales al arte, la ciencia, la tecnología y la sociedad. Pero no solo queríamos generar un espacio de reflexión crítica, sino un entorno para formar, investigar, producir y compartir proyectos. Uno de ellos fue la trilogía banquete_ (con los títulos metabolismo y comunicacióncomunicación en evoluciónnodos y redes) que se había gestado años antes de fundar medialabmadrid y que se siguió celebrando incluso después de finalizar la primera etapa del medialab, en LABoral y ZKM entre 2008 y 2009. Con todo, medialabmadrid quería impulsar cambios estructurales más profundos, con pequeños gestos y acciones que a medio y largo plazo tendrían un efecto transformador incluso mayor de lo que podíamos imaginar en 2002.

A la hora de concebir y desarrollar el proyecto de medialabmadrid dentro de una institución pública, se pusieron en valor varias experiencias y antecedentes:

  • En primer lugar la del Centro de Cálculo de la Universidad de Madrid, el laboratorio informático pionero que decidió en 1968 abrir sus puertas a la colaboración puntual del equipo de matemáticos e informáticos con artistas plásticos, músicos, arquitectos o lingüistas para indagar el potencial todavía inexplorado de la computación en cada una de esas disciplinas.
  • En segundo lugar, la experiencia del primer espacio autogestionado por artistas en Madrid, el Espacio P, que había facilitado la confluencia entre los artistas visuales, escénicos y sonoros en la realización conjunta de proyectos multimedia. Entre todos gestionaron un espacio de 180m2 distribuido en dos plantas como lugar de encuentro para impartir clases de performance -siendo el arte de acción el elemento conector de todas las demás prácticas allí presentes-, al tiempo que se investigaba, producían y exponían proyectos; también fuera de su sede.

Inicialmente, el Centro Cultural Conde Duque solo concedió las instalaciones del extinto Taller de Estampa Digital para iniciar las actividades del medialabmadrid, sin conexión a Internet que por aquel entonces todavía tenía muy mala prensa para las administraciones locales. Fue sin embargo un espacio adecuado para introducir en las dependencias municipales un modelo inspirado en iniciativas artísticas independientes surgidas en los años 70 en Estados Unidos y en los 80 en Europa.

Aquel recinto fue suficiente para comprobar que más allá del espacio disponible, el movimiento –literal y metafórico- de las personas y de los proyectos genera el espacio, la emergencia y el crecimiento de unas dinámicas capaces de transformar en apenas cinco años aquellas instalaciones en un lugar abierto y permeable a la interacción entre artistas y científicos, entre distintos colectivos ciudadanos y los representantes municipales, entre un entorno local de exposición y aprendizaje, conectado aúna red internacional de centros de similares características, con los que se realizaron numerosas colaboraciones y presentaciones.

Clave para esta transformación fueron en un principio dos iniciativas:

  1. la conexión a Internet y el trabajo colaborativo en red tanto en la organización de los eventos, como en la producción de los proyectos, 
  2. la apertura hacía otros perfiles de usuarios, colaborando no solo con artistas visuales e informáticos sino con biólogos, geólogos, matemáticos, músicos, sociólogos o ecologistas.

El medialabmadrid se diferenció del Media Lab del MIT de Boston en que el modelo americano se sustenta sobre una estructura de interacción entre la universidad y la empresa, mientras que medialabmadrid se insertó directamente en el ámbito cultural y ciudadano. Desde el diálogo entre arte, ciencia y sociedad planteaba reflexiones críticas acerca del desarrollo tecnológico y su repercusión sobre la condición humana contemporánea, al tiempo que hizo al público partícipe de los procesos relacionados con la cultura digital a través de exposiciones, talleres, un programa específico de mediación y la invitación a distintos colectivos al diálogo y trabajo entorno a conceptos transversales vinculados con el medio ambiente, el software libre, el procomún, etc.

Toma las riendas fue el nombre del primer taller que el artista Daniel García Andújar realizó durante la inauguración del medialabmadrid,en marzo de 2002. Este título se convirtió después en lema de todo un programa de actividades, que compaginó la investigación, la formación, la producción y la exposición con la difusión nacional e internacional de los proyectos.

La presente ponencia ahondará no tanto en todo lo que se hizo (ver informe 2002-2006 adjunto), sino en cómo se hizo el medialabmadrid; en las ideas que inspiraron su creación, en los procesos de trabajo que desarrolló, en las metodologías que aplicó y en las personas que formaron parte de él.

comentarios:
Juan Carrete Parrondo escribió:

Carta de Juan Carrete Parrondo a Manuela Carmena, Alcaldesa del Ayuntamiento de Madrid, 2 de febrero de 2017.

Enviado el: viernes, 03 de febrero de 2017 17:46

Para: Canal para contactar con la Alcaldía de Madrid

Asunto: Consulta ciudadana : Juan Carrete Parrondo juan.carrete@telefonica.net

Asunto: Video de Medialab-Prado que contiene mentiras y falsedades.

Mensaje: Doña Manuela Carmena. Alcaldesa del Ayuntamiento de Madrid
Madrid, 2 de febrero de 2017

Señora Alcaldesa:

Me dirijo a usted, después de agotar otras instancias del Ayuntamiento de Madrid, con la esperanza de que su sensibilidad por defender la verdad triunfe ante los que cultivan la mentira y la difunden en medios de difusión de propiedad municipal.

El 22 de septiembre de 2015 y dentro de una actividad que pretendía dar a conocer la historia de Medialab-Prado, tuvo lugar en Medialab-Prado la ponencia de Karin Ohlenschläger, titulada Medialabmadrid 2002-2006: metodología, proceso y transformación, ponencia que en formato vídeo se puso en la web municipal de Medialab-Prado el mes de septiembre de 2015 (http://medialab-prado.es/article/medialab-madrid-2002-2006).

Un somero análisis de la mencionada ponencia nos indica que contiene numerosas mentiras e intencionadas omisiones. Entre las mentiras se encuentran las siguientes afirmaciones: “[Medialab-Prado] es un proyecto que se concibe no desde el Ayuntamiento de Madrid (01:06) sino de un grupo de personas que estábamos descontentos”. Como no podía ser de otra manera el proyecto llamado Medialad-Madrid, creado en febrero del año 2002, fue una iniciativa del Centro Cultural Conde Duque del Ayuntamiento de Madrid, tanto en su origen como en su desarrollo. Y se inventa toda una historia en la que ella es la única lista y protagonista, ridiculizando y menospreciando la labor del equipo de trabajo que inició entre el año 2000 al 2002, la puesta en marcha de actividades en las que se aunaba la creación artística y la nueva cultura digital.

La realidad demostrable fue muy distinta a la contada por la señora Ohlenschläger. En junio del año 2000 con ocasión de incorporarme como Director del Centro Cultural Conde Duque, manifesté públicamente (El País, 20 agosto 2000, entre otros medios informativos) que "la gran apuesta artística del futuro pasa por el arte digital". Información que también se recoge en la Wikipedia (https://es.wikipedia.org/wiki/Medialab-Prado): “En el año 2000 el Ayuntamiento de Madrid amplió su programa del Área de Gobierno de Cultura y Deportes en el Centro Cultural Conde Duque mediante la creación de un espacio –denominado MedialabMadrid desde 2002– centrado en la investigación, producción y difusión cultural en diversas áreas de desarrollo, arte, sociedad, ciencia y tecnología, mediante el aprovechamiento de la tecnología digital.”

Jamás hubo en el Centro Cultural Conde Duque ni proyecto, ni taller de estampa digital. Este proyecto ya se estaba desarrollando en la Calcografía Nacional de Madrid.

Desde septiembre de 2000 a febrero de 2002 se puso en funcionamiento en el Centro Cultural Conde Duque un aula dotada con material informático, celebrándose diversas jornadas, seminarios y talleres sobre creación digital. Algunos de ellos dirigidos y comisariados por los especialistas en cultura digital Rafael Peñalver, José Gómez Isla y José Luis Brea. En ARCO de 2001 el Centro Cultural Conde Duque presentó el programa net.artmadrid.net, comisariado por José Luis Brea.

Las palabras de Karin Ohlenschläger, recogidas en la web municipal, parece que tienen como único objetivo desprestigiar y ridiculizar a las instituciones y personas que puedan hacer sombra a su protagonismo.

La realidad fue otra. Desde febrero de 2002 a 2006 se les encargó a Luis Rico y a Karin Ohlenschläger diversos comisariados de cultura digital (entre ellos el de Banquete) para el proyecto que bajo el epígrafe de Medialab-Madrid se creo en el Centro Cultural Conde Duque. La relación entre Luis Rico y Karin Ohlenschläger con el Centro Cultural Conde Duque se rompió definitivamente cuando nos enteramos de que en la Oficina de Patentes y Marcas y con fecha 16/05/2003 está registrado el nombre y la marca Medialab a nombre de Todo Fluye S.L., y con fecha 16/08/2006 está registrado el nombre y la marca MediaLabMadrid a nombre de Todo Fluye S.L. TODO FLUYE S.L., domiciliada en          , es una sociedad de la que son propietarios Luis Rico y Karin Ohlenschläger. Tanto Karin Ohlenschläger y Luis Rico tienen como domicilio familiar el mismo que Todo Fluye, S.L. Al conocer estos hechos les pedí a Karin Ohlenschläger y a Luis Rico que hicieran los trámites necesarios para devolver al Ayuntamiento de Madrid la marca y denominación de MediaLabMadrid. Petición a la que se negaron.

Ante esta situación y como afectado por estas mentiras me puse en contacto con el actual director de Medialab-Prado, Marcos García, que reconoció por escrito las mentiras y omisiones. Yo le propuse que de forma cautelar retirara el video con la intervención de Karin Ohlenschläger hasta que se resolviera el caso. Después de casi diez meses de intercambio de correos electrónicos, Marcos García me comunica el 29 de abril de 2016: “La conclusión es que aunque no estamos de acuerdo con lo que afirma Karin en su presentación, no vamos a retirar el vídeo, ya que entendemos que la responsable de lo que dice es ella”, y me ofrece como alternativa que yo responda a sus mentiras con un escrito en la web de Medialab-Prado. La solución ofrecida me parece vergonzosa para los madrileños, pues justifica y defiende que una web municipal, pagada por todos los madrileños, contenga y propague reconocidas mentiras y calumnias. Dada la situación que he expuesto solicito a la Alcaldía de la Ciudad de Madrid que tome una decisión justa, pues aunque el tiempo pasa y parece que todo se olvida, no quisiera reconocer que la mentira triunfa, por eso no pierdo la confianza e insisto.

Le saluda atentamente.
Juan Carrete Parrondo
Director del Centro Cultural Conde Duque de 2000 a 2006.
Director de Medialab-Prado e Intermediæ de 2006 a 2012.
DNI ------  Calle . -----         . Madrid.

Carta de Luis Cueto Álvarez de Sotomayor, Coordinador General de la Alcaldía de Madrid, a Juan Carrete Parrondo, 6 de abril 2017.

Para Juan Carrete Parrondo juan.carrete@telefonica.net

6 de abril de 2017

Estimado Juan:

Se ha recibido en esta Alcaldía su correo, en el que se refiere a las inexactitudes contenidas en la ponencia de Karin Ohlenschläger, el 22 de septiembre de 2015, en un evento celebrado para dar a conocer la historia de Medialab-Prado, y nos traslada su preocupación por la posibilidad de que se esté dando una información inexacta, al estar dicha intervención entre los contenidos de su página web.

Al respecto, en la página web de Medialab-Prado, en el apartado “Qué es”, se establece con claridad que éste es un programa del Área de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, que tiene su origen en el Centro Cultural Conde Duque en el año 2000. También se cita que en 2002 se denomina MediaLabMadrid y en 2007 se traslada a la Plaza de Las Letras, en los bajos de la antigua Serrería Belga, y que desde entonces pasa a denominarse Medialab-Prado. Tras la rehabilitación del edificio, en abril de 2013 se convierte en su sede definitiva.

Por otra parte, en las Condiciones de Uso de la página web se indica que Medialab-Prado únicamente será responsable de la información contenida en la web que haya sido generada por el propio centro, y no será responsable de las opiniones vertidas por los usuarios. Por este motivo, en la medida en que las opiniones de Karin Ohlenschläger en ningún momento son asumidas ni refrendadas por Medialab-Prado, y en aras a la libertad de expresión, no parece conveniente retirar el vídeo de su ponencia, máxime cuando en el mismo evento, el propio Director del centro recordó que éste era un proyecto del Ayuntamiento de Madrid, y por tanto un proyecto público.

Debe tener en cuenta que el vídeo, en su integridad, forma parte del importante archivo digital que atesora el centro, en el que el acceso libre a la información es una de sus más relevantes características.

Agradeciendo en todo caso su interés, en nombre de la Alcaldesa de Madrid, le envío un cordial saludo.


Luis Cueto Álvarez de Sotomayor
Coordinador General de la Alcaldía

12.04.201711:56:04









Condiciones de uso