Medialab Prado

Compartir

Irene Vicente Merino

Multimedia

    Mi experiencia en Medialab-Prado:

    "Conocía Medialab Prado de nombre desde hacía tiempo, antes de tener ningún contacto directo con el espacio. Seguía algunas de sus actividades y más de una vez me encontré curioseando su página web. Sin embargo, creo que hasta que no tuve la oportunidad de formar parte de su equipo (a través de unas prácticas ligadas al Máster de Gestión Cultural que estaba desarrollando) no llegué a comprender bien el proyecto tan privilegiado al que acababa de ligarme. Fui mediadora cultural durante casi un año.

    Para mí Medialab-Prado ha sido un descubrimiento, una ventana abierta hacia una determinada manera de entender las prácticas artísticas / culturales contemporáneas (interés por el proceso, incorporación del usuario, metodología abierta y participativa, interdisciplinaridad, etc. etc.), a través del compromiso por una cultura libre y la transmisión horizontal de conocimientos. Haciendo balance, me doy cuenta de que mi experiencia en MP se ha ido forjando en el día a día, a través del contacto directo con el equipo y con los usuarios; participando en los grupos de discusión o talleres. En este sentido, creo que el puesto de mediador cultural te coloca en una posición privilegiada desde la que poder observar las diferentes capas de significación que constituyen y dan forma a este medialab (no obstante, una de nuestras funciones es la de conectar las diferentes realidades que tienen lugar dentro del mismo espacio).

    En cierto modo, me siento en deuda con el proyecto. Imagino que resulta difícil hacer una valoración de la huella que has podido dejar en un determinado lugar, más allá de las cosas tangibles que hayas podido realizar. Me resulta más fácil pensarme como integrante de un grupo, de una “generación” de mediadores que yo sentí como un marco estimulante en el que desarrollar nuevas ideas y experiencias. Creo que en cierto modo el grupo convergía y se complementaba para dar respuesta a los múltiples retos que debe afrontar un equipo de mediación. Todo esto enriquecido con el hecho de que tuvimos la suerte de vivir un momento muy interesante de Medialab-Prado (con la inauguración de una nueva línea de trabajo, el encuentro con otros medialabs europeos e iberoaméricanos, la puesta en práctica de nuevas formas de documentación de un taller...).

    En la actualidad trabajo en PiNG, una asociación de cultura digital en Nantes íntimamente ligada con Medialab-Prado a través del proyecto LabToLab."

    Por Irene Vicente

    Condiciones de uso